27.1.08

Tolerar y disfrutar

Mi bebita está muy grande. Falta tan poquito. Sigue intentando moverse mucho armando maremotos en mi panza.

Estuve por el hospital, en el curso. Me falta solo una de las charlas. Muchas impresiones, menos dudas, sé más que esperar y que evitar. Veremos...

Estoy muy cansada, con varias molestias. Sobre todo que se me hinchan manos y pies si ando mucho. Cuando me acuesto me dan nauséas -inmediatamente corrijo la posición-, pero igual es bastante molesto y estoy con los intestinos bastante revolucionados.

En fin, perdón por tanta queja.
No quiero que los malestares me tomen.
Estoy en esa fase en la que ya quiero que nazca, no sólo porque deseo verla, conocerla. Sino también porque siento que ya está demasiado grande para mi cuerpo.
Le estoy diciendo que lo vaya pensando...Le estoy haciendo promesas...veremos si la convenzo...

Por lo pronto, tampoco quiero que nazca antes de las 38 semanas, con lo cual, lo que me queda es armarme de paciencia, intentar paliar los malestares y sobrellevarlos lo más entera posible. Y aprovechar esta última etapa para seguir preparándome para recibir a mi hijita.

Nacerá cuando ella lo decida, cuando sienta la necesidad, cuando esté preparada. A mi sólo me queda esperar. Y a su padre, además de eso, aguantarme, que no es poco.

Quiero poder disfrutar de lo disfrutable y tolerar lo que me trae esta última fase en cuanto a incomodidad y molestias. Lo tomo como una especie de entrenamiento!

Cuando escucho mamás que comentan que tienen que hacer duelo por la panza perdida, yo no logro comprenderlas. Lo entiendo desde las razones, pero corporalmente mi registro y vivencia de esto es totalmente diferente.

4 comentarios:

Matthew dijo...

La experiencia de ser madre, es algo que jamás podremos entender los hombres a cabalidad, ese grado de vinculación íntima es una sensación que jamás le invidio a las mujeres

te invitamos a participar opinando

http://asociaciondelbuenescribir.blogspot.com/

saludos cordiales

Jime... dijo...

Así es, mientras: entrenamiento :)

Besos y un poco de ánimo a la distancia: abrazo para ayudar a sostene un poco la panza :)
Besos!

mili -violeta dijo...

Vaya barrigota!!jeje..queda muy poquito para ver la carita de tu pequeña.Y eso hace olvidar un poco las molestias y el cansancio que tienes.
Besos.

GIMENA dijo...

Es como decís, nacerá cuando sea su momento.
Las últimas dos semanas de mi embarazo de Maitena fueron interminables. La panza me pesaba un montón, no tenía posición para dormir, me hinchaba entera... No veía las horas de que nazca.
Y mi niña nació a las 40 semanas y 2 días. Se tomó su tiempo, disfrutó de su morada intrauterina, nos tuvo a todos a la expectativa de su nacimiento.Y su llegada a este lado fué hermosa...
Es una beba muy buena, muy dulce, un ángel.( Babosa yo????? NOOOOOO!)
Espero que todo salga bien con Guadalupe!
Besos!!