12.1.08

Dos panzas, dos personas, dos vivencias

Pensaba en éstos días, sobre lo diferentes que fueron mis dos embarazos en este aspecto: A diferencia de mi primer hijito, tengo la sensación que esta niñita toma la iniciativa para comunicarse. Tal vez estoy más receptiva. Con menos control.

Con Francisco, fue todo lleno de palabras. Yo le hablaba y le cantaba. Sentía que él respondía, y mucho. Pero que yo tomaba la iniciativa.

Con Guadalupe, siento que las entrañas son las que hablan. Que las manos son las que comunican. Que la piel es la que expresa. Y que es ella la que empieza el diálogo. Tal vez estoy más sensible. Menos cerebral.

No sé si era realmente así. Que F. respondía y que G. da el primer paso. Tal vez ambos hacían igual. Pero yo no estaba preparada para percibirlo.
Los años y la experiencia le dan al segundo hijo (y de ahi en adelante, más aún) otro espacio. Lo que faltará de dedicación exclusiva se ganará en espontaneidad, en dejar fluir. Me parece.

8 comentarios:

Jime... dijo...

tal cual :D

Ale dijo...

me parece que lo que se quita de alguna manera en exclusividad se potencia por otros lados! y que bueno que asi sea, tendra menos exclusiva mirada de los padres, pero tendra INCREIBLE COMPAÑIA de un hermano!
me gusta leerte!

Alejandra dijo...

Qué lindos ambos post... qué felices, y me parece muy bien que te quejes y te expreses! A algunas nos cuesta o no nos sentimos en confianza, acogidas, así que me parece excelente indicador, de ese mismo "fluir"... y muchas veces al pensar en la posibilidad de un hermanito o hermanita para Renata me he preguntado eso: tanto qué recibió ella de exclusividad, de absoluta atención en todo nivel, para un segundo hijo o hija sería distinto... pero claro, la otra cara de la moneda, va quizás por dónde tú nos cuentas: lo que te da la experiencia, la confianza, lo que una pueda haber elaborado el tema, la posibilidad de entregarse y percibir otras cosas...
Muy lindo, gracias por compartir!!!

mamasita dijo...

Marian feliz año!!! los mejores deseos para ti y tu familia!!!
ya casi se les llega la hora de tener a guadalupe con uds. ojala tdo siga igual de bien
abrazos
Virginia

Elenilla dijo...

Creo que la nena saco caracter. Francisco es muy tranquilo, pero Guadalupe se va a hacer notar para que la dediques mucho tiempo.

Muchos besos y descansa, que ya queda poco.

Lic. Claudia López dijo...

Entiendo perfectamente lo que escribes. Tanto que es dificil expresarlo con palabras.
Creo que a mí me sucederá igual con el segundo embarazo... con la maternidad una aprende a ponerse en contacto con lo "corporal" y a apagar el cerebro un poco, no?
Salu2, hace tiempo que no escribía!

Laura dijo...

Me pasó exactamente así con Joaquín primero y ahora con Matilda!! Me parece que es una la que se para de una manera diferente ante el embarazo, no sé...

Carolina dijo...

Me encanta tu blog, este post me conmovio mucho.