30.10.05

Nuevos tiempos

La semana que viene Francisco cumple dos años. Estamos tan emocionados en casa. Nos parece mentira. Ayer comprando ropa de "nene", ya no talle de bebé, caminando por la calle como si nada fuera. (Bueno, no tanto: se para en cuanto detalle de la calle le interesa y lo observa detenidamente por unos cuantos minutos, más de los que me paro en las vidrieras)
Pide lo que quiere y se hace entender (cada vez habla más, todavía no muuuuuucho, pero bastante), tiene mucha jerga, inventa nombres a las cosas...ya les conté lo de la luna-cacu-, las mariposas-popós-, los globos-pupús-la música y la guitarra-lalá-, el elefante-papu...y un montón de palabras más del diccionario "Francisco - Castellano, Castellano - Francisco".
Ultimamente se le pegan melodías o mejor dicho: ritmos, escucha sonidos y los repite en forma de canto. Puede ser un taladro, la alarma de un coche o la máquina de cortar el pasto. Es bastante musical, mi hijo. No es gracias a mi, pobrecito, que tengo el oído más duro que un pan de diez días. Supongo que es por su papá, que disfruta mucho de la música, y también la influencia de su tío tiene que ver.
En fin...hermoso. Ya les contaré de los preparativos y resultado del cumple...

5 comentarios:

Carmen dijo...

Qué gusto y qué añoranza te da verlos crecer! Cada vez que veo a mis hijos y me paro a pensar en todo lo que hacen, también te queda una sensación de "tiempos que no volverán" en el pecho. Qué se lo pasen muy bien en el cumple de tu nene! (por si no me paso por aquí ese día) y deseale muchas felicidades.

Rochi dijo...

viste que rapido que crecen no?
cuando te queres acordar te estan presentando la novia!!!!!

yo tengo dos nenas, y la mas grande de dos años y medio ayer me dijo que Santiago (compañero de jardin) era su novio...imaginate la cara del papa!!!!

suerte con el cumple!

meibell dijo...

Eso que me decian "disfrutalos pues crecen rapidisimo"... es cierto :(

Mar dijo...

Mi hija mayor, Agustina (ahora 7), adora pasear. El día de su último cumpleaños pasamos por abajo de un puente mientras transitábamos por la autopista. Yo le propongo: "Agus, ¡dale, pedí un deseo!", y ella, mi tesoro tan lleno de sabiduría, dice en voz bien fuerte: "Mi deseo es pasar siempre por abajo de este puente el día de mi cumpleaños para poder pedir otra vez el deseo de pasar por abajo de este puente cada vez".

¡Krishnamurti un poroto al lado de mi primogénita!

Los chicos crecen, ¡y cuánto y qué lindo es estar al lado de ellos siempre!

Un beso, Mariana.

--
http://madrehayunasola.blogspot.com

lateka dijo...

Hola Mariana, hace un tiempito que leo tu blog siempre que puedo, pero nunca antes había dejado un comentario...

Es increíble lo rápido que crecen los niños, el mío tiene año y medio y me parece que fue ayer que nació.

Espero que la celebración del cumpleaños quede estupenda.

Saludos