16.1.07

Plaza - de sentires

En éstos días hemos incorporado una nueva actividad para enriquecer estas vacaciones y sobrellevar los días difíciles. Ir a la plaza.
La tenemos a sólo dos cuadras: una sencilla plaza de barrio, con un lugar de juegos algo deslucido, pero suficiente para entretenerse un rato, dejar volar la imaginación y desplegar las habilidades motrices.
Mi hijito se entretiene mucho jugando con la arena: creando pistas de autos, sirviendo "helados de dulce de leche" o escondiendo objetos. Los típicos juegos no le gustan tanto, sólo un poco de subeybaja y trepadora. Luego nos vamos caminando por la sombra, cuando el mediodía se acerca y queda poca en el arenero.
Vemos pájaros, pisamos un poco de césped (aunque teoricamente no está permitido: shhh!!) corremos carreras, juntamos frutos, hojas y palitos, imaginamos formas en las nubes y aprendemos los nombres de los árboles.
Mi pequeño disfruta bastante de ese también pequeño oasis en medio del cemento, y yo también.
...
Hasta aqui la plaza. Ahora los sentires.
...
Me gusta mirarlo de lejos, sentada en un banco de la plaza. Mi mente vuela pensando en que será de su futuro. Qué hará, cómo será, que lo hará feliz y por que sufrirá. Lo veo crecer tan rápido.
Ahora dice que quiere ser grande. (hace un tiempo escribí acerca de lo contrario: decía que quería ser chiquito) Está algo triste, a tono con el clima familiar. Cada tanto lo dice. Cada tanto dice que está enojado, también.
Es tan sensible. Tan captativo, tan reflexivo, tan empático.
A veces me da miedo. Me siento algo culpable porque creo que tengo que ver con que sea tan así. Está preguntando tantas cosas importantes: por el bien y el mal, por lo bello y lo feo...y tantas otras. Me hace tambalear cada tanto. A veces no sé que contestar. A veces lo miro a sus ojitos profundos y claros y simplemente le digo: "no sé. Le vamos a preguntar a papá." ó "Vamos a buscar en un libro".
Hace sólo un ratito me dijo que estaba triste. La respuesta a mi "¿por qué?" fue: "Extraño a papá".
"Yo también lo extraño, vamos a llamarlo", fue mi respuesta.
Lo llamé, pero estaba el contestador en su oficina. Por suerte falta poco para que llegue.
Pero él ya se durmió.
Y yo, estoy acá, haciendo un esfuerzo para esperarlo, ya que estoy lo suficientemente triste y cansada como para ser capaz de irme a dormir temprano.

7 comentarios:

irantzu dijo...

Me pasa eso, imaginarme como irá a ser... cuánto de su caracter será así o asá gracias a mi influencia...
A veces me pongo a pensar que irá a ser de él... y no sé... después pienso que mi mamá tb. debe haberse puesto a imaginar cosa de mí, y 27 años después aquí estoy... no soy nada del otro mundo...
Las preguntas me las veo venir... no sé porqué, pero creo que mi hijo va a ser de ese tipo de preguntas... a ver cuantas sé responder... las que no sepa tb. serán contestadas con un sincero "no sé"... o un "no sé, pensemos juntos ¿por qué puede ser que...?"... que la fuerza nos acompañe en esta tarea de ser mamás! :)

Mariana dijo...

Gracias por pasar y comentar!

Anónimo dijo...

ufff sabes las veces que pienso lo mismo, es que yo se que mis hijas son todo lo que yo les enseñe directa o indirectamente, tiemblo cuando pienso en algo "perjudicial" para ellas!!!!!!!!!!

Valen también se la pasa extrañando a su papa, eso me da mucha tristeza uff un remolino de sensaciones!!!

Anónimo dijo...

Dios es grande.
Y nos mira a todos con una sonrisa.
Un abrazo en comunión

valeria dijo...

Esa misma plaza, era quien siempre me consolaba en mis dias grises. Donde a pesar de la tristeza siempre habia algo lindo que mirar, algo lindo que rescatar. Mirar a Nicole jugar, la charla con alguna otra mama, encontrar algun pajarito o ver solo el verde, profundo y acogedor. Nosotras pasabamos horas en las hamacas o dabamos unas vueltas en calesita. Le guardo un profundo cariño a ese lugar.
Que suerte que dejes que sea "nuestra" plaza quien te consuele y reconforte.
Me imagino lo sencibilizado que debe de estar F. Pero una vez me dijiste algo parecido a esto: que nuestro hijos son bueno y sabios y siempre nos cuidan.
Te mando muchos cariños!
Vale.

ale y jazu dijo...

Me parece super sano que el pueda decirte que esta triste y aunque te parta el alma les hace bien a los dos... ademas se tienen el uno al otro para contenerse, mimarse, quererse y verse crecer ambos! ellos a nosotros y nosotros a ellos y contemplarlos es altamente maravilloso y SANADOR! me alegra de las plazas, me alegra de las arenas, me alegra! QUe vayan sientiendose mejor

Mariana dijo...

Gracias, Ale. Muchas gracias!
El tema es que tengo que estar atenta para no "aprovecharme de su nobleza", es un niño y hay que protegerlo. Pero no es fácil cuando una está mal.

Gracias a todas! Rochi, Ecazes y Vale! Me hacen bien sus palabras.