12.12.07

Falta menos...

El choque fue una sacudida en estos días, que marcó un cambio de etapa. Salí de un período idílico y de sentirme fuerte y a cargo; para comenzar a transitar un camino de aqui hasta el nacimiento de mi hijita, con otro terreno bajo mis pies.
Raro. Por un lado estoy más introvertida, me cuesta más expresar mis sentires más profundos- habrán notado mis días de ausencia por estos lares-. Y a la vez me percibo calculando más cosas concretas, intentando, como decimos en casa, preveer algunas condiciones para que este acontecimiento familiar sea eso, nada más y nada menos. Y no un hecho médico o institucional.
Siento cierta inminencia del acontecimiento, este falta menos...que me llena de emoción y de cierta ansiedad.
Estoy más atenta. Pero a la vez más ajena a ciertas cosas.
Una charla con mi esposo, anoche, me dio la tranquilidad que necesitaba.
No tenemos que perder de vista que este es un acontecimiento de nuestra familia. Tenemos que poder elegir a nuestro criterio, dentro de las posibilidades las condiciones que queremos para la salida de nuestra hijita a este mundo. No tiene que ser tan difícil, es cuestion de preveer ciertas cosas.
Algo así charlábamos.
Nuevamente la seguridad que él me inspira me hace descansar, confiar, volar, abrirme, sonreír.
Me dormí imaginándomela a nuestra hijita rodeada por mis brazos, durmiendo acurrucada en medio de nosotros dos.
Más o menos en el mismo lugar que queda mi panza, si me apoyo en mi costado derecho.
Sintiendo mis pechos como si ella fuera a mamar de mi en cualquier momento.
Recordando los primeros días de nuestro hijito mayor, con tanta felicidad y dolor intensamente mezclados.
Rogando a Dios ser dignos de tanto regalo, de estar a la altura de tanta maravilla gratuita. De entregarnos al movimiento que traerá este nuevo ser, para cambiar, para crecer, para amar.

16 comentarios:

Alita dijo...

bien valio la pena esperarte para leerte! (siempre vale la pena) pero este fue asi tan especialmente profundo, vas marcando caminos, estas cosas se van posando en nuestras almas y seguramente haran mas despejados los caminos cuando nos toquen transitarlos!

un sincerisimo y calido abrazo!
Ale

Irantzu dijo...

No sabía de tu choque, me enteré ahora de todo eso. Menos mal que fue poca cosa, mucho jaleo, pero sin consecuencias de salud para nadie.
A cuidarse mucho y prepararse para la llegada de Guadalupe... ¡no sabñia que ya tenía nombre!
Un abrazo!

Jime... dijo...

Me gusta leerte, gracias por compartir!... a veces me hacen recordar cosas, otras me hacen reflexionar y otras me alegran el alma por saber que los hijos son recibidos con amor y respeto, deseados y cuidados :)

Besos!!!

Isa dijo...

Intenta disfrutar de estos días previos al nacimiento, ella nunca más estará dentro de ti. Y no le des muchas vueltas a las cosas, por más que las pensemos no cambiarán. Eso sí, puedes preparar con tu esposo el entorno y el contexto.
Besos y ánimo!

Erika. dijo...

Que lindo escrito Mariana, tus palabras escritas con el corazon me conmueven. Guadalupe llegara a un hogar llenito de amor y eso es maravilloso.

Besitos.

mamasita dijo...

Mariana hace dias que no te leia
siento mucho lo del choque debio haber sido una experiencia muy angustiante, al menos no "les" paso nada
me haces recordar tambien los ultios dias de mi embarazao, con momentos llenos de expectativa, miedo, felicidad, todo eso junto y mezclado
mucha suerte y que todo siga muy bien
un abrazo

Laura dijo...

Qué suerte Mariana que no fue nada grave. Y, como dicen las viejas: no hay mal que por bien no venga, asì que enhorabuena si sirve para parar mucho la mano y mirar para adentro, para un hogar de tres que pronto será de cuatro. Besos y muchas felicidades!!!

Carolina dijo...

Me siento tan identificada con lo que dices... se nos aproxima el gran día y los sentimientos se mezclan... te deseo mucha suerte en la llegada de la enana.

Elenilla dijo...

Que Ganas e conocer a Guadalupe!!! Que emocion...

Mariana, aprovecha para dormir porque no se si recuerdas lo duro que era al principio, y mas cuando tenemos ya otro hijo que nos reclama.

Besitos

Mariana dijo...

Gracias, chicas.
Elenilla: gracias por tu sabio consejo. Lo tendré en cuenta.
Cariños para todas!!!

Gemma dijo...

Descansa y disfruta, ahora que yo ya sé que no voy a repetir me queda el gusanillo de no haberlo disfrutado más...
Un besote!!

CARLA dijo...

Hola! Primera vez que te leo, hoy inicié yo mi blog. Un abrazo enorme!

Marce dijo...

Que lindo, yo estoy embarazada de ocho meses y lo que escribiste me emociono.

Polin dijo...

La maternidad es un regalo increíble.. yo espero que luego llegue un hermanito para mi pequeño Diego!!

Nauma dijo...

Eso, descanza mucho, mucho, mucho (nunca es suficiente) Y es lindo introvertirse en este momento, porque no estás sola, está ella dentro tuyo, ya estás creando un vínculo maravilloso.
Por si no puedo pasar mas adelante te deseo una muy Feliz Navidad!
Besos

Sabrina dijo...

Entiendo perfectamente lo que sentís... esa incertidumbre ante lo desconocido, ese miedo a no saber como van a ser las cosas, la preocupación por el hermanito mayor.. Todo requiere su tiempo natural de adaptación, pero te digo que no hay nada más hermoso que ver jugar a los hermanos juntos, verlos enseñarse, imitarse, aprender el uno del otro, consolarse, cuidarse.. quererse..
Te deseo lo mejor para esta nueva etapa, que lindo que la familia se agrande! Fuerza y contá conmigo para lo que necesites.