13.2.07

En menos de veinte días...

En menos de veinte días, mi hijito comenzará a ir al Jardín de Infantes. Y estoy bastante entusiasmada con ello. Movilizada profundamente y sintiendo que es "el tiempo" para que comience. Que está maduro, que tiene ganas, que lo va a hacer crecer mucho.
Me parece que, por las aficiones que tiene, le agradarán mucho las actividades y enriquecerán su ávida capacidad de conocer, su gusto por la compañía de otros niños, y lo ayudarán a desplegar y desarrollar habilidades motrices y expresivas, entre otras.

Peeero...
Un fantasma ensombrece mi emoción y alegría...es que me dan temor...las maestras jardineras. (Y pido disculpas por adelantado si llega alguna a leer por aqui...) Pero un gran número de ellas son más que facilitadoras de la socialización y el intercambio de los niños, egocéntricas moderadoras de las interacciones. Centrando todo en ellas y en sus "divertidas" propuestas.
Y ni que decir de su modo de obtener lo que desean de los niños...Mediante chantajes y amenazas. A falta de mejores argumentos para sus arbitrarias propuestas.
No quisiera referirme a cuando algún niño sobresale por intereses o inquietudes diversas del resto. Esto es prontamente desalentado por las uniformes propuestas.

Ya sé que no todas son así. Y reitero mis disculpas para las que honran esa hermosa profesión. No todas son iguales, pero he conocido tantas como las que les digo... (Realmente deseo que haya sido una infeliz casualidad, también producto de mi "deformación" profesional.)

No quiero que se me desdibuje el entusiasmo y la alegría por ver crecer a mi hijo.
Y espero, de todo corazón que una maestra jardinera excepcional en este sentido y muy "normalita" en otro, le toque en suerte a mi hijito para su primera experiencia escolar.

Pero no todo son críticas y ácidos comentarios en torno a esta novedad familiar...
También me recuerda que los hijos son "prestados". Nos son confiados para entregarlos. Vaya mi voto de confianza en esta nueva trascendente entrega. Ya les contaré...

7 comentarios:

Turca dijo...

Y no es menor tu preocupación... Ojalá le toque una maestra amorosa, que sepa ver a la personita maravillosa que es tu hijo!

(VEINTE DÍAS???????????????... Me acabo de dar cuenta... te lo juro...)

SOLO CROCHET dijo...

Es todo un tema el de las maestras jardineras, mi hijo ya tiene 9 años, y comenzo el jardin a los 3 añitos, en los tres años de jardin me toco vivir de todo, pero es importante no prejuzgar a las maestras, resulta que la primer maestra que tuvo Nahuel era recien recibida y jovencita, cuando nos enteramos con mi marido nos miramos y dijimos, chau.....
pero sabes que, fue la mejor maestra que tuvo, re cariñosa, re atenta. Yo pienso que mas que la experiencia tiene que ver con las ganas y vocacion que tiene cada uno, hay gente que ama lo que hace y se nota, y otros que realmente no se para que siguieron una carrera si no era para ellos.
Pero realmente es una linda experiencia para los chicos compartir juegos con sus pares, mas aun cuando son hijos unicos.
Muchas suerte en esta nueva etapa.
Disfrutala que despues viene la primaria y ahi si que se complica la cosa, ja ja ja

JENNY dijo...

Bueno yo también tuve ese mismo susto, más que todo con mi segundo hijo ya que a la guardería qu iba no tenía recomendación de nadie, les envié una carta, explicándole cómo era el bebe (sus horarios y hábitos con 4 meses) y la directora muy cariñosa me respondió apaciguando mis temores. Lo pasé más mal yo que él, que no se enteraba de nada. Yo creo que mientras más pequeños vayan, más pronto se adaptan. Además los ayuda en su relación con otros niños.
Así que no te asustes, espero que tengas suerte y le toque una maestra que sea cariñosa con los niños y que trate bien a tu pequeño!

Suerte y tranquila! No vayas predispuesta, vé con el corazón abierto!

A dijo...

Gracias a dios nuestros hijos en el jardin cuentan con la mejor pedagogia y es el contacto con su par, soy una ferviente creyente que el mayor desarrollo se logra del intercambio con el otro y que los adultos: maestras y papas deberiamos ser unicamente facilitadores. Seguramente F. sabra sacar provecho de lo que valga la pena y desechar lo que no, tiene mucha experiencia en sacar provecho y esa arma es muy valiosa! Sabra apropiarse de los conocimientos de una manera sorprendente.
Respecto a las maestras, como en la vida misma hay de todo, si te digo que a Don Atu le toca la misma que el año pasado con la cual no tengo mucho feeling y de la cual he sido compañera de profesorado y me reservo opinion (jua jua jua) pero he hecho un profundo balance y al final he podido sacar a la luz las cosas positivas de que esto suceda, sabiendo por ejemplo cuales son sus flaquezas tendre que estar mas alerta ahi y podre relajarme en otros aspectos.
Estos comienzos año tras año nos enfrentan a nosotras con muchas incognitas, son tiempos de movilizaciones y me alegra que asi sea porque da viva cuenta que no todo nos da lo mismo; que hay un pensar y repensar en esto de ser mamas, en las elecciones que hacemos etc. Bievenidas al club de las mamas rompes (jajaj asi me deben considerar en el jardin de don Atus)!!
y realmente no todas "las seños" son iguales. Yo guardo un profundo cariño por la mia de sala de 5. Y se que de los pocos alumnos que he tenido unos cuantos guardan un enorme afecto. No me arrepiento de haberme abierto ni de lo que he entregado, la vida rumbeo para otra parte y aca me encuentro feliz, con conocimientos del adentro, pero sentada en la vereda de enfrente. Un fuerte desafio para ellos tambien.
un fuerte abrazo
Ale

Irantzu dijo...

Que emocion, es un gran paso para tu hijo y para ti también, claro!
Por suerte acá en Alemania los kinder garten suelen ser para sociabilizar, jugar, y desarrollar montones de inquietudes de los propios niños... salen mucho de excursion, tocan instrumentos, muchas horas dejuego libre, etc... Mi hijo aun no va, le toca en agosto, aunque si me dan un curso de aleman al que estoy postulando tal vez vaya antes; igual tiene casi 3 años y muestra interés, que es lo que más me importa; si no está preparado echo para atrás mis planes de estudiar hasta agosto por lo menos; pero yo creo que loe stá.
Ojalá te toque una maestra que esté motivada y conecte mucho con los niños! :)

Ecazes dijo...

Cuando mi primogénita entró, yo entré con ella.
Me quedaba casi toda la mañana ahi, participaba de los juegos y me iba solo lo suficiente para poder decir que la "había dejado" en el preescolar. El varón hizo una huelga y una campaña de terror para poder quedarse con la hermana, así que entró antes.
La institución a la que entraron (ahora lo sé) era de las mejores. Y las docentes trabajaban con muchísimo amor.
Igual fue mucho mas dificil para mi, que para ellos. Así que no creo ser buena ayuda en este caso.
Te aseguro que para F las ventajas y las alegrías serán tan grandes que compensarán cualquier cosa que hoy ves con temor

Mariana dijo...

Gracias, chicas, por sus buenos consejos y deseos. Cariños para todas!