4.9.06

Bello poema

Me la hizo conocer una querida amiga "virtual" a quien nunca vi pero aprecio mucho.

¿Saben que me contó? Que el autor es un hombre. (Tal vez uds. ya lo sabían, yo no conocía al autor)

Los Hijos Infinitos (de A E Blanco)

"Cuando se tiene un hijo,
se tiene al hijo de la casa y al de la calle entera,
se tiene al que cabalga en el cuadril de la mendiga
y al del coche que empuja la institutriz inglesa
y al niño gringo que carga la criolla
y al niño blanco que carga la negra
y al niño indio que carga la india
y al niño negro que carga la tierra.
Cuando se tiene un hijo, se tienen tantos niños
que la calle se llena
y la plaza y el puente
y el mercado y la iglesia
y es nuestro cualquier niño cuando cruza la calle
y el coche lo atropella
y cuando se asoma al balcón
y cuando se arrima a la alberca;
y cuando un niño grita, no sabemos
si lo nuestro es el grito o es el niño,
y si le sangran y se queja,
por el momento no sabríamos
si el ¡ay! es suyo o si la sangre es nuestra.
Cuando se tiene un hijo, es nuestro el niño
que acompaña a la ciega
y las Meninas y la misma enana
y el Príncipe de Francia y su Princesa
y el que tiene San Antonio en los brazos
y el que tiene la Coromoto en las piernas.
Cuando se tiene un hijo, toda risa nos cala,
todo llanto nos crispa, venga de donde venga.
Cuando se tiene un hijo, se tiene el mundo adentro
y el corazón afuera.
Y cuando se tienen dos hijos
se tienen todos los hijos de la tierra,
los millones de hijos con que las tierras lloran,
con que las madres ríen, con que los mundos sueñan,
los que Paul Fort quería con las manos unidas
para que el mundo fuera la canción de una rueda
,los que el Hombre de Estado, que tiene un lindo niño,
quiere con Dios adentro y las tripas afuera,
los que escaparon de Herodes para caer en Hiroshima
entreabiertos los ojos, como los niños de la guerra,
porque basta para que salga toda la luz de un niño
una rendija china o una mirada japonesa.
Cuando se tienen dos hijos
se tiene todo el miedo del planeta,
todo el miedo a los hombres luminosos
que quieren asesinar la luz y arriar las velas
y ensangrentar las pelotas de goma
y zambullir en llanto ferrocarriles de cuerda.
Cuando se tienen dos hijos

se tiene la alegría y el ¡ay! del mundo en dos cabezas,
toda la angustia y toda la esperanza,
la luz y el llanto, a ver cuál es el que nos llega,
si el modo de llorar del universo
el modo de alumbrar de las estrellas".

14 comentarios:

Turca dijo...

Bellísimo de verdad, Marian!

Gracias por compartirlo!

Erika. dijo...

Muy lindo...

Gabriel dijo...

mierda... el mnuddo de la gragnata me se trasnpplató en la manoss

V i l l a v i c e n c i o dijo...

Estimada Mariana: te invitamos a conocer y presentarle a tus congéneres el blog de nuestra Revista Descontexto (http://descontexto.blogspot.com), si es que llega a ser de tu agrado, claro está. Cariños y mucha suerte.

Mumimamá dijo...

es una belleza en serio. Cuanto de cierto hay en lo que expresa. Ya lo imprimí y lo llevo en la cartera y un pedacito esta debajo del vidrio de mi escritorio.Besos.

Mariana dijo...

Me alegro que les guste, a mi me conmovió mucho.

Ecazes dijo...

Listo
Otro hallazgo para la colección de blogs.

JENNY dijo...

ESe poema siempre me encantó! De ahi tomé la frase que siempre digo: CUANDO SE TIENe UN HIJO, SE TIENE A TODOS LOS NIÑOS DEL MUNDO"

Cada vez que veo una mala noticia con algún niño implicado, se me arruga el corazón, se me aguan los ojos... lo siento de verdad y me duele!

PERCE (Se dice Piers) dijo...

belleza y mensaje...

Karina dijo...

Precioso!!! Justamente tengo dos hijos...
Saludos

Anónimo dijo...

Para las chicas q escribieron en el blog y piensan q es de la autora del blog, el poeta se llama andrés eloy blanco, fue un excelente poeta y artista venezolano. busquen mas de su poesia y disfruten su gran sabiduria.

Mariana dijo...

Gracias por el dato, pero ya estaba junto a su título, el nombre del autor. Fijate! (Nadie pensó que era mio...imaginate!!)

Anónimo dijo...

Este poema lo conocía de niña. Es otro, desde que fui madre.

¿Lo han oido en la voz de Silvio Juvessi?

Anónimo dijo...

El autor de este hermoso poema es el fallecido poeta venezolano Andrés Eloy Blanco.

Saludos.