18.2.06

Armando un bosque

Todavía no lo hicimos, pero venimos juntando todo lo necesario.
Voy a hacer un bosque en miniatura para Francisco, tridimensional, tipo maqueta, que poblarán sus animalitos, que tanto le gustan.
La idea me la dio él, porque hace caminar por las plantas de la calle o de casa a sus "bestias salvajes".
Así que junté una rama buenísima que encontramos, tengo cañas y yuyos secos. Todo pegado con cemento de contacto o "la gotita". Esto, sobre una base de cartón, será el terreno del bosque personal de mi hijito. Tendrá un arroyito hecho con bolsita de nylon, para incluir a sus queridos peces, rayas y otros bichos de agua. Para que juegue con sus ranas, loros, picos (como le dice a los tucanes), itas (vivoritas), papus (elefantes), enas (cebras) , leones, tigres, itos (cocodrilos) y gatos...y lo que su imaginación le vaya cantando.

Así tendrá más elementos para responder a su permanente pregunta: "¿Qué es el bosque?"

En la foto puede observar a mi hijito en un bosque de verdad, en estas vacaciones en Mendoza, Potrerillos. Donde le surgió la intensa pregunta y el gusto por los bosques mismos.

(Notese el detalle de la remera pintada por las manos de la madre.)

4 comentarios:

Turca dijo...

Y qué detalle, Marian!

A Lula Wolly le hizo una ciudad, en realidad un edificio con parque y pileta. Con dos hileras de cajas de zapatos superpuestas (en total ocho cajas, cuatro 'pisos', 'edificio' de dos cuerpos). Árboles con cartón de rollos de cocina de tronco y tiritas de bolsa verde de copa (unas palmeras divinas), y la pileta con otra caja más bajita con escalerita y todo. Jugó horas ahí y hoy la usa Valen. Se nota que quedó fuerte, a prueba de uso.
La idea del bosque me encantó. Quizá el próximo invierno la encare.

Besosss.

Rochi dijo...

Es buenisima la del bosque!
me gusta ser amiga de chicas tan creativas!

pao dijo...

me encanto la idea...cuando tenga un poquitin de tiempo me pondré en campaña de juntar ramitas, hojitas, seguro que a mis peques les encantará la idea.
saluditos

Carmen dijo...

ay, qué bien! Cuánto me gustaría hacer lo mismo, pero vivo en un piso pequeño y no podemos quitar más espacio, además de la presencia del bajito Daniel, que todavía es muy pequeño para tener todas esas cosas a su alcance. La idea de turca me atrae algo más! Quizás haga algo cara el verano.