2.12.10

La hermana mayor

En éstos días, que falta tan poco para el nacimiento de Josefina, la hermana mayor (no la mayor de todos, pero mayor al fin...) nos preocupa y nos deleita parejo.

Por un lado, ha desarrollado una obsesión por abrir y cerrar puertas. (La analogía con la cuestión del parto no es mera coincidencia). Se angustia muchísimo por la llegada o salida de cualquiera a la casa y debimos hacerle la aclaración que la hermanita no vendrá de la calle. (gracias a Dios que planificamos el parto en casa...si no...que disgusto para ella)
Y por otro, está siempre más dulce y expresiva.

Hace un par de días le dijo a su papá: "Soy feliz cuando vos llegás. Te quiero mucho, papito".
Cabe aclarar que él es el principal sujeto de su preocupación por los movimientos en la casa.

Se esmera por ayudarme con los preparativos para la bebita, y promete y proyecta toda clase de actividades juntas. Todo con una intensidad y emoción inusitadas. ¡¡Es tan linda!!

2 comentarios:

Mamá Carmen dijo...

¡Qué guapa! Espero que todo vaya bien. Un beso grande.

Mariana dijo...

Gracias, Carmen. Un abrazo para todos por allí.