22.3.06

Dia memorable

Hace sólo unos instantes mi hijito acaba de dormirse sin mamar por primera vez (de manera intencional, digo yo.) Ya venía pasando, cada tanto que se quedaba dormido al leerle, o mirando la tele o viajando. Pero hoy cuando lo vi con sueño, le dije: "¿Querés tomar una leche?" (esto es: una leche chocolatada) a lo que me contestó con su ya clásico: "¡Vamos!" y se fue hacia la cama grande, que es donde habitualmente concilia el sueño - aunque ultimamente, algún día que otro, se dormía en la suya, después de rezos, chorrera de cuentos y teta.Se sentó, tomó la leche y luego se acurrucó en las almohadas, me acarició un poco el codo (también lo hacía al mamar) y simplemente cerró sus ojitos...y se durmió.

No pude evitar quedarme un largo rato contemplándolo, bastante emocionada. Le fui a decir a Juan y compartimos la alegría y la emoción. "Está grande..." dijo él.

No sé si será la última vez que haya mamado, la de ayer a la noche -fue una noche bastante agitada (aclaro que no es habitual), con varias despertadas, con sus respectivas mamadas...tal vez, lo pienso ahora, fue una intensa despedida. (Mañana les cuento) Aunque no lo sea, de todos modos, lo considero un hito en esta historia de su destete "natural y gradual".

Sólo me quedan hermosísimos recuerdos y mucha gratitud a tanta gente que me enseñó sobre lactancia, me ayudó muy oportunamente y que me sostiene para que yo pueda sostener a nuestro hijito. ( En primer lugar: mi esposo.)

Gratitud a Francisco que me espera y me enseña sobre paciencia y entrega, constancia y alegría-entre muchas otras cosas-)

Gratitud a Dios que diseñó de manera tan admirable este alimento que emana de las madres... y ha previsto que con la leche fluya: calor, sostén, mirada, protección, alimento...amor.

2 comentarios:

Turca dijo...

Al leerte pensaba en eso que ayer nomás charlábamos sobres los deseos o no de tener otro hijo, y de que esperabas a ver si Francisco se destetaba, o no...
Sería una premonición...? En todo caso no es ni más ni menos que eso que también charlábamos (entre tantas y tantas otras cosas), que al final todo se va dando naturalmente ...

Besos emocionados.

Mumimamá dijo...

ahhh, que hermoso relato... yo creo que la manera en que tratamos a los chicos de pequeños los marca para toda la vida. Comparto con vos que el destete natural no es mas que una muestra mas de respeto y de amor (este sí, presente en todos los padres sanos, el primero no tanto por la fuerza de las convenciones). Besos,